Raúl Podestá en sesión 2018

El diputado Raúl Podestá reclamó tratar los proyectos vinculados a la planta de agua pesada presentados en la Legislatura provincial y abandonar las posturas meramente declamatorias en el gobierno provincial, utilizando el tema con un fin electoral

Mientras el gobierno provincial declama que está en la búsqueda de inversores para que la PIAP pueda producir fertilizantes,  el diputado del Frente Grande Raúl Podestá reclamó dar tratamiento urgente al proyecto de ley de su autoría, orientado a contar con  una planta de fertilizantes, presentado en el mes de junio. https://frentegrandenqn.org/como-defender-la-planta-de-agua-pesada/

Podestá destacó que no se ve efectiva voluntad política de avanzar en la concreción del proyecto, si bien el presidente de la Agencia de Inversiones, Ing. José Brillo expresó en declaraciones radiales que  “la planta tiene equipamiento para producir fertilizantes como producía agua pesada y hay que abocarse a buscar un inversor con financiamiento que lo pueda hacer,” la realidad es que en poco más de un año la planta perdió unos 100 trabajadores;  a  principios de  este año  contaba con 410 empleados y ahora quedan solo 340. Urge definir acciones concretas y eso no se está viendo; mientras languidece lentamente la PIAP, se acrecienta la incertidumbre y angustia de sus trabajadores.

El legislador recordó que él propuso un paquete de proyectos de ley vinculados a la planta, orientados a  crear una “Comisión  en Defensa  de  Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI) Sociedad del Estado”, en la órbita  del  Poder Ejecutivo Provincial, un “Régimen de Promoción para la construcción de una planta de fertilizantes” y  la creación de una “Empresa Provincial de Fertilizantes”.

Hoy solo contamos con que a mediados de año, a través del  decreto 842/18, el gobierno provincial dispuso la reactivación de la planta, con un proyecto multipropósito, pero no se observan más avances que los declarativos, y como bien señalan  los representantes de los trabajadores hay mucha desconfianza en que se instrumenten acciones reales y en conseguir la inversión para su puesta en marcha.

Desde la Agencia de Inversión  de Neuquén ADI-NQN su titular expresó que la “AI ha ofrecido su rol de convocante al sector privado para la reconversión de la planta… lo peor que puede suceder es que sea un monumento al abandono” y es lo que en la práctica y con el correr de los meses vemos que está sucediendo, concluyó finalmente Podestá.