Aluminé

El concejo deliberante de Aluminé aprobó una declaración en rechazo al decreto 566/19 del gobierno nacional, que establece el congelamiento del precio de los combustibles. Desde la banca del Frente Grande se fundamentó la posición en tanto la medida, solo persigue fines electoralistas de cara a las generales de octubre. La concejal Claudia González acompañó desde una lectura crítica, indicando que la medida no estaría nada mal si se hiciera con cargo al gobierno nacional,sin perjudicar a las provincias productoras como la nuestra”. «Este tipo de medidas son una muestra más de desaprensión hacia el interior del país; tal como señaló el candidato a presidente Alberto Fernández todo se hizo sin haber consultado a los gobernadores, cuando son sus provincias las que pierden con esas decisiones y se actúa sobre los efectos y no sobre las causas de la crisis que han generado y solo se desfinancian las provincias». Luego de un intenso debate se resolvió modificar el proyecto original presentado por el bloque del MPN y considerar los aportes del resto de las bancas declarando el rechazo al Decreto 566/19 y el acompañamiento al gobierno de la provincia para que lo que se resuelva no afecte la cooparticipacion a los municipios. En particular la concejal sostuvo que “la provincia reclama ahora que se echan por tierra los acuerdos del gobierno nacional con las empresas que tienen concesionadas las áreas de explotación de petróleo, con el consecuente freno a las inversiones, que impacta directamente en el sector laboral con cesantías y depresión salarial. Sin embargo los gobiernos provincial y nacional, las empresas y los sindicatos, construyeron un marco de competitividad para el desarrollo de Vaca Muerta que no tuvo en cuenta la utilización de esos recursos extraordinarios como una herramienta para la mejor calidad de vida para los y las habitantes de todo el territorio de Neuquén”. “La provincia lamentablemente fue cómplice del gobierno nacional con políticas energéticas que siempre nos perjudicaron, señaló González, y ahora recién en esta coyuntura de fracaso total, en la etapa final de un gobierno neoliberal se planta y dice basta”. «Nunca durante estos casi 4 años esta política nos benefició a los habitantes del interior de la provincia». “Vaca Muerta es nuestra y debemos defenderla, pero no para que se llenen los bolsillos las empresas; sino para que de una vez por todas, los y las que habitamos la provincia en toda su extensión alcancemos una vida mejor; con rutas, energía, gas y un desarrollo de las economías regionales para todos y todas”.