El Frente Grande Neuquino hizo público su respaldo al interventor del ENARGAS, Federico Bernal, quien denunció penalmente a Juan José Aranguren, ex Ministro de Energía y Minería (MINEM), a Marcos Porteau, ex Subsecretario de Recursos Hidrocarburíferos del MINEM, y al ex Directorio del Ente, por la posible comisión de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con la función pública.

Expresó el espacio político que la denuncia presentada por quien preside el ENARGAS, pone al descubierto cómo las empresas, con la complicidad de Aranguren, aumentaron artificialmente el precio de gas en dólares.  En forma posterior, no satisfechos con este accionar, con las gestiones sucesivas de Iguacel y Lopetegui frente a la Secretaría de Energía, reclamaron una diferencia cambiará por la devaluación del peso frente al dólar, y solicitaron un subsidio de $ 24.600 millones del Estado. Este tipo de políticas generan un costo que afrontan usuarios de gas y quienes no cuentan con ese servicio.

El Estado Nacional, absorbió la deuda privada que tenían las empresas distribuidoras con las productoras, dado que el monto del contrato en dólares, con cambio variable y sin ningún cuestionamiento o rechazo  al precio pactado por las empresas en dicha moneda por dos años, (desatendiendo la ley 24.076), fue asumido en el Presupuesto Nacional.  Esto significó un daño a nuestra economía de 561 millones de dólares;  casi 400 millones afectan al fisco y cerca de 200 millones a usuari@s del servicio público de gas por redes.

El espacio solicitó la suspensión o derogación del Art. 7 del decreto 1053/18. Este decreto implicó que el Estado Nacional asumiera, con carácter excepcional, el pago de las diferencias diarias acumuladas mensualmente entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución de gas por redes y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1º de abril de 2018 y el 31 de marzo de 2019. Estas diferencias se generaron exclusivamente por variaciones del tipo de cambio y correspondientes a los volúmenes de gas natural entregados en ese mismo período.