Repudio al golpe de estado en Bolivia

Desde el bloque del Frente Grande el diputado Raúl Podestá presentó una  declaración para expresar un enérgico rechazo al golpe de estado perpetrado contra el pueblo hermano de Bolivia atentando sobre el sistema democrático y la voluntad popular; proceso que forzó la renuncia del presidente Evo Morales y del vicepresidente Alvaro García Linera, y que sume al vecino país en un clima de creciente inseguridad social y política. En los fundamentos de la iniciativa el legislador expresa que «asistimos a la reinstalación de metodologías de la derecha, que contando con la complicidad de las embajadas norteamericanas, instaladas en diferentes países, llevan adelante procesos golpistas como ya ocurriera con el gobierno de presidente Fernando Lugo en Paraguay, Dilma Rousseff en Brasil, o su intromisión en Venezuela con diferentes estrategias, con el claro objetivo imperialista de apropiarse de recursos naturales, como lo es el gas en el caso de Bolivia». «Este golpe cívico, político y policial, auspiciado por el imperialismo, como expresó el presidente Evo Morales, es una vergüenza que no se puede permitir, ni tolerar. Las Democracias Latinoamericanas más temprano que tarde volverán a resurgir con toda su fuerza y harán posible la felicidad de nuestros pueblos, sin violencia ni autoritarismos, sino con el libre ejercicio de la vida política y el respeto a las Instituciones democráticas» indicó Podestá. «Vemos con gran preocupación el regreso de las Fuerzas Armadas y de seguridad atacando a nuestras democracias, subvirtiendo su función constitucional y dando la espalda a la decisión de nuestros pueblos expresada en las urnas. De igual forma, observamos la actitud violenta de grupos que desoyendo llamamientos internacionales y del propio gobierno de Bolivia conmocionan y avasallan normas y principios de la vida democrática en la región latinoamericana». «El acto de renuncia del presidente constitucional Evo Morales es una decisión que busca cortar los derramamientos de sangre y la violencia ejercida por la derecha más brutal y antidemocrática de Bolivia, con fuertes respaldos del neoliberalismo y de los grupos de poder que vienen operando en toda América Latina, incluida la OEA, que ejerció toda presión para llevar adelante este golpe de estado». Resaltan los fundamentos del proyecto, que a pesar de la decisión de realizar nuevamente las elecciones, atendiendo a las indicaciones de organismos internacionales, «las Fuerzas Armadas forzaron la citada renuncia del presidente y del el vicepresidente Álvaro García Linera». «Es necesario también marcar como repudiables las declaraciones del embajador argentino en Bolivia Normando Álvarez García, quien niega que lo sucedido en Bolivia sea un golpe de estado y minimiza el hecho calificándolo como “una interrupción constitucional”. «Se hace imperioso también solicitar que se garantice el resguardo de la vida y de la integridad del presidente Evo Morales, de su vicepresidente Álvaro García Linera y de toda la dirigencia del actual gobierno boliviano, quiénes se encuentran amenazados por esta conducta golpista». Insta la iniciativa a que desde la Legislatura provincial, así como lo están haciendo organismos de Derechos Humanos, organizaciones de la comunidad boliviana y argentina, gremios y partidos políticos, sigamos exigiendo al Gobierno Nacional que exprese su repudio, así como solicitar a la comunidad internacional que manifieste su rechazo a éste golpe de estado y haga todo lo posible para que cese la violencia en Bolivia».