Rechazo a la intervención de las FFAA en la seguridad interior

El diputado Raúl Podestá presentó hoy un proyecto de rechazo a la intención del Poder Ejecutivo Nacional de convocar a las Fuerzas Armadas a intervenir en la seguridad interior de nuestro país.

La fundamentación del proyecto de declaración expresa que bajo la justificación de que “necesitamos Fuerzas Armadas que dediquen mayores esfuerzos en colaboración con otras áreas del Estado” el Presidente apunta a la modificación del decreto 727/2006 que reglamenta la Ley Nº 23.554 de Defensa Nacional, que establece que las Fuerzas Armadas Argentinas (FAA) no pueden intervenir en temas de seguridad interior y solo pueden actuar sobre “agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otros Estados. Claramente dicho decreto reglamentario establece que “el Sistema de Defensa Nacional no podrá contemplar en su formulación doctrinaria, en la planificación y adiestramiento, en la previsión de las adquisiciones de equipos y/o medios, como así tampoco en las actividades relativas a la producción de inteligencia, hipótesis, supuestos y/o situaciones pertenecientes al ámbito de la seguridad interior, conforme la misma aparece delimitada en la Ley Nº 24.059 de Seguridad Interior.

El legislador destaca que en lo que pareciera una decisión tomada el Presidente señaló el Día del Ejército, que los militares realizarán “apoyo logístico a las fuerzas de seguridad para cuidar a los argentinos frente a las amenazas y desafíos actuales”. Indicó el mandatario que “Necesitamos Fuerzas Armadas que se adapten a las amenazas del siglo XXI y que estén preparadas para enfrentar los problemas que hoy nos preocupan”, en lo que se interpreta como una clara sintonía con la visión de Estados Unidos de nuevas amenazas.

El rumbo tomado por el Gobierno Nacional, afirma Podestá tal como lo advierten organismos defensores de Derechos Humanos se orienta a encontrar “al enemigo interno”. Ante un escenario de crecientes protestas sociales, abonadas en la profundización del ajuste al pueblo, tal el mandato del Fondo Monetario Internacional, con exigencias que incluyen rebaja de las jubilaciones, paritarias a la baja, tarifazos, constantes aumentos en el dólar y e incrementos en alimentos y transporte, entre otros parámetros, se tratará de impedir, con el empleo del mayor arsenal de fuerzas de seguridad posibles, que la oposición a tales ajustes gane las calles y los espacios haciendo oir sus reclamos.