Marcha trabajadores de Salud Neuquén

El Frente Grande Neuquino en el Frente de Tod@s acompaña y celebra la fortaleza, la convicción y la organización de las y los trabajadores de la salud ante la irresponsable obstinación del gobernador.

El Gobernador de la Provincia, Cdor Omar Gutiérrez dejó crecer este conflicto en justo reclamo de recomposición salarial.  La falta de compresión política de la diversidad de la representación de los distintos sectores de trabajadores de la salud,  ha dañado la interlocución con sus representantes con los resultados que conocemos.  El deterioro en las condiciones laborales,   la transferencia de recursos al subsistema de salud privado,  el desfinaciamiento del sistema público y el atraso salarial, han sido sistemáticamente denunciados por diferentes sectores de los trabajadores de la salud sin ser escuchados por el gobierno.

En situación de pandemia, abandonar a los y las trabajadores de la salud, cerrar la posibilidad de diálogo y desconocer el reclamo justo que vienen realizando, es un error político grave que pone en riesgo sanitario a toda su población. El masivo acompañamiento de la ciudadanía a través de diferentes manifestaciones,  comunicaciones emitidas desde concejos deliberantes de varios municipios de la provincia, caravanas, comunicados de prensa y acompañamiento en las calles es una evidencia incontrastable de la legitimidad social del reclamo.  Las soluciones que requiere esta grave situación exigen diálogo y propuestas concretas que recojan años de  solicitudes, quejas y denuncias.

No hay margen para que fracase una instancia de diálogo que habilite la construcción de soluciones con consenso; que esto suceda solo tendrá un solo responsable que es el gobierno provincial. Una gestión política que demostró sordera  y nula comprensión de la responsabilidad que implica reconocer y valorar a un sistema público de salud, con actores fundamentales que protegieron la vida con el cuerpo  y siguen preservando el cuidado de neuquinos y neuquinas frente a esta terrible pandemia.