Reunión FG cooperativa CALF

Desde el Frente Grande Capital se manifiesta apoya la decisión de la Cooperativa CALF, que definió rebelarse frente a la quita del subsidio para la tarifa social y el nuevo incremento del costo de la electricidad, negándose a pagar el aumento anunciado por la Nación.

El espacio político evalúa como necesario respaldar la postura asumida por CALF y por otras grandes distribuidoras del país, así como se espera la misma actitud por parte de las empresas transportistas de la provincia,  por entender que los usuarios del servicio no soportan más incrementos en sus facturas, que por otro lado tampoco se traducen en nuevas mejoras al sistema y a su calidad.

Calf comunicó que no abonaría a CAMESA el aumento mayorista por no estar en condiciones de trasladar ese ajuste a los usuarios finales del servicio.

El Frente Grande, considera que es necesario aunar fuerzas en un reclamo que se vincula a garantizar el acceso a un servicio fundamental para todas las familias de la provincia. Se trata del aumento que la Secretaría de Energía proyecta para este año, en un 55% acumulado promedio en las boletas de energía eléctrica, sumado a que el bolsillo de los usuarios deberá afrontar un 35% en la factura del gas.

El accionar de las distribuidoras es analizado hoy por la Federación de Cooperativas Eléctricas de la Argentina, que nuclea a más de 240 asociaciones que prestan servicio a más de cuatro millones de usuarios.

Tal como detalló el titular de CALF,  Carlos Ciapponi el costo de la energía históricamente representa poco más del 30 % en el presupuesto de la cooperativa, ahora está cerca del 70 %, sumados además los impuestos y otros tributos que se aplican a las facturas. El FG sostiene que las facturas ya son impagables para muchos hogares y no podemos permitir que esta situación se naturalice, renunciando a un derecho fundamental para garantizar una vida digna a todos los habitantes. https://www.pagina12.com.ar/167445-son-aumentos-imposibles