El pasado 12 de octubre el diputado provincial Raúl Podestá presentó  junto a  otros legisladores del FpV un proyecto de rechazo a la creación de la empresa «Corredores Viales SA» por parte del Poder Ejecutivo Nacional. Mediante la misma iniciativa los legisladores expresaron su preocupación por la falta de control que significaría incorporar todas las obras viales nacionales al sistema de participación público-privada, implicando la posibilidad de adjudicaciones directas, sin la intervención que deben hacer los organismos del estado en la ejecución de las dichas obras.
El proyecto también da un enérgico apoyo al sostenimiento y fortalecimiento de la Dirección de Vialidad Nacional. La iniciativa fue acompañada por los legisladores provinciales del FpV Nancy Parrilli, Guillermo Carnaghi y Ayelén Gutierrez.
Señalaron en los fundamentos “ que esta decisión del Ejecutivo Nacional no solo ha generado el alerta de los trabajadores del sector, sino que además lleva implícita una concepción despectiva respecto del rol del estado y su función desde dicha institución, marcando un franco retroceso en la línea de jerarquización que se trató de imprimir al organismo desde la gestión del gobierno anterior”. “En dicho proceso, indican los diputados, se vio un paulatino reequipamiento de la empresa nacional, con refaccionamiento de edificios y la incorporación de nuevos profesionales calificados para la función de la institución”.
Advirtieron también que “nuestro país ya ha visto, lamentablemente, las consecuencias nefastas de este tipo de políticas ultra liberales. En la década de los 90 también asistimos al vaciamiento de Vialidad Nacional, lo que implicó no sólo la falta de creación de nuevas redes viales, sino también el deterioro ostensible de las ya existentes; el decreto 794/2017 del gobierno nacional abre la puerta al ingreso de socios privados, preparando el camino a posibles contrataciones al margen de las regulaciones previstas para el Estado”.