Podestá en sesion legislativa

La iniciativa contempla que los equipos estén integrados por abogados, psicólogos, trabajadores sociales y médicos, entre otros profesionales. Reclamó el diputado que se disponga de recursos para la atención de la violencia de género y recordó que Zapala tiene un refugio para mujeres inconcluso por falta de financiamiento.

En el marco del debate que se dio hoy en la sesión legislativa, sobre el cuerpo de abogados para víctimas de violencia de género, el diputado Raúl Podestá acompañó la inciativa que proponía crear equipos interdisciplinarios para la prevención, atención y asistencia de las víctimas de violencia en la esfera del estado provincial y en organismos competentes.

El legislador apoyó la propuesta realizada por el diputado Raúl Godoy, indicando que “cuando hay violencia el primer problema que encuentra el estado provincial y municipal es la necesidad de contener, y luego el día después, cómo hacer para que quien es golpeado por la violencia esté contenido por el estado. Aludió en tal sentido a la necesidad de contar con un recurso económico importante que sí tienen los estados provinciales y nacionales para enfrentar la violencia de manera institucional.

Destacó Podestá que no puede enfrentarse el problema con parches, dado que es necesario destinar recursos. En tal sentido dijo que desde las comunas se lucha para tener esa contención y la provincia de Neuquén tiene leyes señeras en lo que hace a protección de la mujer y de la niñéz y sin embargo no se cumple con las mismas.

Por otro lado, ilustró la realidad del interior provincial ejemplificando con Zapala e indicando que “el gobierno nacional, se lava la cara con nuevas leyes, que luego son copiadas por la provincia, pero en Zapala está a medio terminar un refugio para las mujeres que no se puede concluir porque el gobierno nacional cortó todos los programas orientados a tal fin”. Refirió en la misma linea de reflexión que “la provincia avanza en igual sentido habiendo destruído los gabinetes psicopedagógicos y de sostenimiento a las víctimas de violencia, careciendo de recursos, infraestructura y profesionales para atender el problema”.