25 años del reconocimiento de derechos territoriales de las comunidades mapuches dentro del área de la Corporación Interestadual Pulmarí

El 25 de mayo se cumplen 25 años del reconocimiento de derechos territoriales de las comunidades mapuches dentro del área de la Corporación Interestadual Pulmarí

El 25 de mayo de 1995 se inició un proceso de visibilización y reparación con las comunidades mapuches, en un hecho histórico para la vida política y social de Aluminé, recuerda la Concejal MC de Aluminé y presidenta de la Mesa local del Frente Grande-Tod@s, Claudia González en un documento.

Desde el territorio de Pulmari -una superficie de más de 100 mil hectáreas, ubicadas entre el sur del Lago Aluminé, los ríos Ruca Choroi y Aluminé, parte de la Pampa de Lonco Luan, de frontera con Chile, Parque Nacional Lanin y el campo de la Comunidad Mapuche Puel -, se comenzó a gestar, con la recuperación de las tierras comunitarias del pueblo mapuche, un camino hacia la INTERCULTURALIDAD aún en construcción.

En el año 1988 se creaba la Corporación Interestadual Pulmarí (CIP), mediante una ley nacional la Ley 23612, que tendría por objeto la explotación de los inmuebles de su propiedad, o los que por convenio administrara, con actividades agroforestales, ganaderas, mineras, industriales, comerciales y turísticas, así como el desarrollo de cualquier otra actividad dirigida a lograr el crecimiento socioeconómico del área de Frontera Sur de la provincia del Neuquén, y fundamentalmente de las comunidades indígenas de dicha zonas, Catalán, Aigo, Puel y Currumil, tal lo establecido por la norma de referencia.

Siete años más tarde, en mayo de 1995, advirtiendo que el objeto de la ley se desvirtuaba y las tierras se repartían entre amig@s y funcionari@s del gobierno nacional y provincial, las comunidades mapuches deciden actuar. Con un escenario de reelección de Carlos Menen como presidente,  un gobierno provincial cómplice y gobierno local que permanecía indiferente a lo que estaba ocurriendo, las comunidades deciden  ocupar pacíficamente las tierras de invernada necesarias para sus actividades, y las oficinas de  la Corporación Interestadual, ubicadas en la localidad de Aluminé. El reclamo fundamental aludía a los sectores de Piedra Gaucha, Lolen y Chichería, destinados al trabajo de producción animal en épocas de invernada.

Después de varios días de negociaciones con los gobiernos provincial y nacional, se logró firmar un compromiso para que las tierras recuperadas fueran reconocidas como parte del territorio mapuche. Un 25 de mayo de 1995, más de 500 personas marcharon hacia la plaza del pueblo y se hicieron presentes en el acto protocolar  referente a la fecha patria, para reclamar por sus derechos.

Destaca González que a partir de este hito histórico, que contó con la intervención y mediación de diferentes organismos y entidades, entre ellas la iglesia católica, con la referencia local del padre Valerio Garlando, (fallecido esta semana), la CIP a través de su directorio, con alternancias, comenzó a poner en valor el verdadero objetivo de la ley. Aún quedan deudas por saldar y tierras por recuperar, pero el proceso está en marcha y las comunidades mapuches de pie.

parte de los territorios de la CIP